info@madridlegal.es
+34-660 249 927 / +34- 91 169 78 74

Blog

Como repartir una herencia sin testamento

Un testamento es una declaración voluntaria de una persona expresando lo que quiere que se haga con sus bienes una vez que haya fallecido. En todos los testamentos debe de instaurarse un heredero, y se formalizará con la presencia de un abogado o un notario ante el cual se firmará dicha resolución.

Pero ¿Qué pasa si no hay un testamento tras la muerte de una persona con bienes? ¿Cómo repartimos una herencia sin testamento? Pues muy sencillo, si no hay un documento oficial el reparto se hará tal y como lo estipula la ley, a esto se le llama orden de sucesión hereditaria.

Siempre se empieza con el reparte por la línea sucesoria, en primer caso los hijos del fallecido; de no haber tenido hijos, los bienes pasaran al poder de los padres y de haber fallecido los padres, la ley estipula que la herencia será para el cónyuge del fallecido. De no haberse casado, los bienes pasaran a manos de los hermanos y de los sobrinos respectivamente.

Según la ley, los hijos recibirán la herencia en partes iguales y habiendo hijos adoptivos, estos tienen los mismos derechos que los biológicos. Si no hay hijos pasa a los padres y en el caso de que los padres hayan fallecido pero sobreviva un abuelo, la herencia le pertenecerá por ley. Solo entonces pasará a los esposos o esposas.

Si nos encontramos ante una herencia en la que no hay un testamento, los familiares directos, o sea los hijos, padres y cónyuges, deben de hacer una declaración de herederos para tener derecho a reclamar lo que por ley les pertenece; estos trámites siempre son supervisados por un notario. Si por el contrario se trata de los hermanos o sobrinos los que tienen derecho a reclamar la herencia deben de acudir al juzgado de primera instancia del lugar en el que el fallecido estaba empadronado.

Tras todos estos trámites se debe de realizar un inventario para realizar el reparto de los bienes a partes iguales y hacerse cargo de pagar el impuesto de sucesiones y donaciones que la comunidad autónoma, donde residía el fallecido, tenga estipulado. Solo tras estas gestiones lo herederos podrán recibir los bienes de los que son merecedores.

herencia sin testamento

Para evitar que haya disputas entre familiares o ante el deseo de que una persona en concreto reciba más que otras, lo mejor es que al llegar a cierta edad en la que ya no nos sentimos tan jóvenes o ante alguna enfermedad que puede acabar con un mal resultado, muchas personas se acercan al notario para redactar un testamento, así se aseguran de que sus bienes, su vivienda, sus terrenos, las fincas que puedan tener, los negocios o el dinero en metálico acabe en las manos de las personas elegidas por el interesado. Es una manera muy práctica de dejar todo atado y que la muerte no sea excusa para que los familiares discutan. En estos casos, puede que sea necesario recurrir a los abogados herencia.

Solo cuando no hay familiares con derecho a heredar,  el estado tiene derecho a heredar y esta herencia se reparte entre distintas instituciones siempre en la localidad en la que estaba empadronado el fallecido: primero las instituciones municipales, luego las instituciones provinciales y por último a la caja de amortización de la deuda pública. Hay comunidades con legislaciones propias por lo que no siempre es así.

De cualquier modo, todo será repartido tras la muerte de un ser querido.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies