info@madridlegal.es
+34-660 249 927 / +34- 91 169 78 74

Blog

Todo lo que hay que saber sobre un contrato de arrendamiento

Como ha ocurrido ya y son miles de afectados por desconocer que los gastos de hipoteca deben ser informados al cliente por parte de los bancos, cuando se trata de alquilar una vivienda en vez de comprarla, hay que estar vigilantes ante el contrato de arrendamiento.

Muchos usuarios no prestan la suficiente atención a los compromisos que se firman cuando se entra a vivir de alquiler, la otra gran brecha de decisión a la hora de acceder a una vivienda por parte de los españoles. Y realmente se pueden llegan a producir sorpresas y a veces muy desagradables, cuando se efectúa algún movimiento inadecuado e ilegal por parte de alguno de los dos actores implicados: arrendatario y arrendador. En estos casos hay que recurrir a los abogados gastos de hipoteca.

Y es que existe una Ley de Arrendamientos Urbanos, la cual tiene su última renovación en 2013 y que no todos los caseros conocen y por lo tanto, no aplican convenientemente en el contrato. En él se establece, además de reseñar los datos de cada parte, el tiempo de duración, el importe mensual, la fianza y las causas de la posible resolución del contrato. Sin embargo, muchos obligan al inquilino a permanecer un año, mientras que la LAU permite desistir del mismo transcurridos 6 meses desde su firma. Eso sí, la Ley recoge una penalización al inquilino pero para que se haga efectiva llegado el caso, debe recogerse en el documento o no tendrá derecho a indemnización alguna – clic aquí para saber más -.

El inquilino debe saber también que su permanencia en la vivienda es voluntaria siempre que al querer dejarla, se avise con 30 dias de antelación. Sin embargo, para el propietario ésta es obligatoria con la única excepción de si al cabo del primer año, el dueño le comunica que necesita la vivienda y deberá acreditar que la quiere para sí o para familiares directos.

Por otra parte, el casero no tiene derecho a acceder a la vivienda alquilada y es un delito si lo hiciere. Asimismo, no puede negarse a devolver la fianza si no hay obligaciones pendientes de cubrir, ni retenerla por ninguna causa como pintar la casa, dado que forma parte del mantenimiento del propietario cuando la casa queda libre.

La renta acordada solo puede revisarse anualmente, no semestral. Y tampoco se pedirá más de una mensualidad por adelantado, favoreciendo el derecho de tanteo al inquilino en caso de que el propietario quiera vender el inmueble, nota que debería recogerse en el contrato igualmente. Los gastos de reparaciones por mal uso van por cuenta del arrendatario y los de perfecto estado de enseres e instalaciones, por la del arrendador.

Contrato de arrendamiento

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies